TU NO ESTAS SOLA O SOLO EN ESTE MUNDO SI TE GUSTA UN ARTICULO COMPARTELO, ENVIALO A LAS REDES SOCIALES, TWITTER, FACEBOOK

viernes, 27 de diciembre de 2013

coaching:

¿Cómo llevar a un líder carente de habilidades socioemocionales?

Por: Angélica Cabezas T. - Vie, 27/12/2013

¿Cómo lidiar con un líder carente de habilidades socioemocionales?

Una de las características comunes de un buen líder es poseer habilidades socioemocionales, las que le permitirán gestionar sus emociones y relaciones interpersonales de manera asertiva y sana. Lamentablemente no todos son "jefes ejemplares" y muchas veces nos enfrentamos a líderes incapaces de relacionarse e interactuar con los demás de forma efectiva y fluida. A continuación entregamos algunos consejos para lidiar con ellos, pero también para contribuir a mejorar la relación, el clima laboral y por ende la productividad.

Hay muchos tipos de liderazgos: analíticos y reflexivos, otros demostrativos y extrovertidos, sin embargo todos requieren de un alto componente emocional. "Los rasgos que todos los buenos líderes tienen en común son un alto grado de inteligencia social y flexibilidad para afrontar las situaciones. Es la aptitud emocional lo que marca la diferencia. Los líderes se han destacado por aptitudes como la influencia, el liderazgo de equipo, la confianza en uno mismo y el afán de triunfo. Sin embargo, el ingrediente esencial es la inteligencia emocional", revela Beatriz Fernández, consultor senior deRandstad Chile.

Y esta habilidad no la requiere tan solo para manejar las propias emociones, sino también las de los integrantes de su equipo. "Cuando uno ejerce un rol de liderazgo es fundamental tener una buen desarrollo emocional, porque la responsabilidad puede provocar ansiedad, angustia o estrés por sobre el promedio, pero además para ser un buen líder, hay que ser capaz de reconocer los estados emocionales de los miembros del equipo y poder guiarlos para alcanzar los objetivos personales y colectivos", asegura Isaías Sharon, Director Ejecutivo de Smart Coach.

Cuando un jefe carece de estas habilidades puede enfrentar su liderazgo de dos maneras: "evitando situaciones determinadas o accediendo a las demandas de los demás con la finalidad de no exponerse a enfrentamientos (conducta pasiva), o eligiendo por otros e infringiendo los derechos de los demás para obtener sus metas (conducta agresiva)", dice Beatriz. 

Sin importar cuál de los dos caminos tome, su actitud tendrá repercusiones, los colaboradores se verán afectados por su comportamiento y de seguro quien salga más dañado será el ambiente de trabajo. "Uno de los factores que afecta de mayor manera al clima laboral de los colaboradores, son las habilidades que tenga su líder directo, por ello los programas de desarrollo de habilidades socioemocionales dirigido a las jefaturas son los de mayor impacto en los resultados y el cumplimiento de objetivo de los equipos", asegura certero el psicólogo Isaías Sharon.

Pero no hay que tener una mirada derrotista, no todo está perdido, los colaboradores también pueden contribuir a mejorar su entorno laboral, desarrollar sus propias habilidades emocionales y generar una mejor manera de comunicarse con los demás, incluso con el líder sostiene Sharon. "Si somos hábiles sabremos identificar las características y ritmos socioemocionales de nuestra jefatura y gestionarlas a nuestro favor o hacia los objetivos que los colaboradores requieren del jefe".

¿Plantearle la inquietud del equipo por su escaso dominio emocional?

Beatriz siguiere que esta conversación no se realice en grupo, sino de manera personal. "Se puede escoger a una persona que tenga más cercanía y esté validado por el líder (generalmente un superior), quien puede hablar de forma privada y clara de los conflictos o lo que está afectando al grupo por la carencia de esta habilidad".

Por su parte Isaías, aconseja tomar atención a la cultura organizacional de la empresa, está dirá si es recomendable o no hacerle ver al jefe sus carencias de ciertas habilidades claves que su equipo resiente y también requiere.

No obstante, si la decisión es conversar, el respeto es sumamente importante. Debe ser una charla respetuosa y enfocada no solo en los aspectos negativos, también hay que destacar las características positivas que posea esa persona como líder y manifestarle la disposición del equipo a colaborar.  "Es importante no plantear esto de manera personal, sino como una estrategia de mejora colectiva para llegar donde se desea, validando y potenciando a nuestra jefatura para eliminar el posible sentimiento de amenaza que algunos pudieran sentir".

También está la posibilidad de capacitarse. De seguro "si este líder es un talento con alto potencial dentro de la organización, la compañía puede decidir si invertir o no en un coach para que potencie este tipo de skills", sostiene Beatriz.

Estas habilidades puede ser adquiridas y entrenadas, para ello existen varias formas y metodologías. "El coachingintegrativo o con programación neurolingüística ha demostrado un excelente resultado y hasta cinco veces mayor efectividad que la capacitación o entrenamiento tradicional", cuenta Isaías.

Asimismo, agrega que no existen recetas mágicas, ni únicas, "por eso un proceso individual que acompañe en los tiempos y creencias de cada jefe a desarrollar estas competencias emocionales, es clave y puede lograr importantes cambios en la persona y en el equipo que lidera".







Fuente:educamericas 

Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • PUEDES LEERNOS EN FACEBOOK
 
 
 
 CEL: 93934521
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en GERENCIA ADMINISTRACION PUBLICA -LIDERAZGO -  GESTION DEL CONOCIMIENTO - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – COACHING EMPRESARIAL-ENERGIAS RENOVABLES   ,  asesorías a nivel nacional e  internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile

No hay comentarios: