TU NO ESTAS SOLA O SOLO EN ESTE MUNDO SI TE GUSTA UN ARTICULO COMPARTELO, ENVIALO A LAS REDES SOCIALES, TWITTER, FACEBOOK

lunes, 12 de agosto de 2013

liderazgo:

¿Cómo tener altos mandos motivados?

Por: Liliana Llanos - Lun, 12/08/2013

altos mandos motivados

Equipos menos productivos y, por ende, organizaciones menos competitivas. Estas son las consecuencias que para las empresas puede traer tener directivos desmotivados, que ya no fomentan ni coordinan el trabajo conjunto, no valoran ni destacan los logros de sus subordinados y, en ocasiones, ya ni siquiera concretan las metas trazadas dentro de los plazos establecidos.

De acuerdo a los especialistas, las compañías cuyos altos mandos no tienen mayores expectativas en sus cargos, pueden registrar pérdidas de recursos no sólo monetarios, sino también humanos, pues muchas veces, los equipos pueden comenzar a sentirse insatisfechos con su labor y buscar nuevas oportunidades laborales fuera de sus empresas.
 
"El costo de tener un gerente o director desmotivado es enorme", afirma Alvaro Vargas, gerente general deTrabajando.com Chile. Agrega que esos costos tienen que ver con equipos desalineados, falta de información interna, subordinados poco comprometidos, disminución del rendimiento, mala imagen y reputación, y escaso compromiso laboral, "lo que lleva a no cumplir los objetivos planteados por la empresa", dice.
 
María Virginia Lasio, directora de ESPAE Graduate School of Management, comparte esta opinión al señalar que los directivos desmotivados buscan alcanzar sus propios objetivos, incluso personales, los que muchas veces "no están alineados con la empresa, pero movilizan recursos de la propia compañía".
 
Por ello, incentivarlos constantemente para que éstos a su vez mantengan motivados a sus subalternos, se convierte en una herramienta clave para las organizaciones. Algo que no pasa solo por ofrecer grandes remuneraciones o incentivos monetarios, sino creer en la compañía para la cual trabajan, compartir los valores de ésta, saber que su trabajo es valorado, tener metas desafiantes pero logrables y sentir que su compañía los apoya, asegura el ejecutivo de Trabajando.com.
 
"Las motivaciones o desmotivaciones de quienes lideran unidades de trabajo no pasan siempre por las recompensas económicas, bien sabemos que los altos mandos suelen tener rentas superiores en comparación con sus subalternos, sino que tienen que ver con sentir que las empresas los amparan y confían en sus capacidades, entregándoles autonomía y capacidad de decisión al momento de hacerse cargo de proyectos y equipos", señala Vargas.
 
Según Lasio, de Espae, las motivaciones deben ser intrínsecas, ya que de otro modo los incentivos distorsionarán los intereses. Para ello, el alto mando debe tener sentido de propiedad de su cargo y, por qué no, del negocio.
 
"Uno de los errores es creer que el sueldo y el paquete de beneficios lo es todo. Así capturamos justamente a los profesionales para quienes el dinero lo es todo, pero se debe buscar el equilibrio, ya que el énfasis en la transacción hace perder perspectiva", dice la académica.
 
En ese sentido, sostiene que la dedicación, perseverancia, sacrificio y todo el esfuerzo de dirigir equipos se justifica principalmente "en la pasión de hacer algo que gusta, que tiene significado para el director y los que ejecutan, y que agrega valor".
 
Finalmente, a juicio de la experta, la estrategia que deben implementar las compañías cuando se trata de incentivar altos mandos, no tiene que ver tanto con la motivación, sino con la selección de personal.
 
"La selección es clave, ya que los problemas de motivación se originan en la contratación", afirma.
 
  
Elemento diferenciador
 
Mantener a los altos mandos motivados pasa porque las organizaciones provean a sus gerentes de herramientas para que puedan realizar su trabajo de manera eficiente, asegura el ejecutivo de Trabajando.com.
 
"Por ejemplo, que le entreguen la infraestructura correspondiente al tipo de trabajo que ejercen, que las condiciones de trabajo sean aptas para ellos y sus equipos, que cuenten con beneficios como capacitaciones, tanto ellos como sus trabajadores, entre otras cosas", precisa.
 
Al respecto, Vargas enfatiza que como es sabido, el capital más importante de una empresa son sus colaboradores, sean altos mandos o subordinados, pues de ellos depende el triunfo de la compañía. Por lo que motivarlos permanentemente se transforma en un elemento diferenciador y en factor primordial para la obtención de buenos resultados.
 
"Las empresas deben contar con personal cualificado, eficaz y comprometido que ejecute debidamente su labor, ya que depende de ellos conseguir o no los mejores frutos", detalla Vargas. "Es por esto que las empresas deben utilizar todos sus esfuerzos en conseguir el máximo de satisfacción, alegría y motivación en el trabajo, que asegure la óptima ejecución de las tareas, especialmente si hablamos de personas con altos cargos, que son los encargados de tomar decisiones, generar estrategias y liderar equipos", recalca.
 

Fuente:

Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • PUEDES LEERNOS EN FACEBOOK
 
 
 
 CEL: 93934521
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en GERENCIA ADMINISTRACION PUBLICA -LIDERAZGO -  GESTION DEL CONOCIMIENTO - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – COACHING EMPRESARIAL-ENERGIAS RENOVABLES   ,  asesorías a nivel nacional e  internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile

No hay comentarios: