TU NO ESTAS SOLA O SOLO EN ESTE MUNDO SI TE GUSTA UN ARTICULO COMPARTELO, ENVIALO A LAS REDES SOCIALES, TWITTER, FACEBOOK

martes, 20 de diciembre de 2011

coaching Visión sistémica o cómo conocer las leyes que funcionan en las empresas

ES IMPORTANTE GESTIONAR LA NECESIDAD DE PEDIR E INTERCAMBIAR

Visión sistémica o cómo conocer las leyes que funcionan en las empresas


Visión sistémica o cómo conocer las leyes que funcionan en las empresas

El coaching sistémico contempla las oficinas como un sistema de personas que interactúan. (Corbis)

Valorado (5/5) Valorado (5/5) Valorado (5/5) Valorado (5/5) Valorado (5/5)  (5/5 | 3 votos)

|

 Compartir

|

 Deja tu comentario

|

 0 Comentarios

Ángel de Lope Alemán*  20/12/2011  (06:00h)

La visión sistémica nos permite conocer qué principios o leyes ayudan a que las relaciones mejoren, entre los miembros de un sistema, en cuanto a fluidez, transparencia y eficacia. Con ello se invierte menos energía en la cooperación, la comunicación y la confianza entre dichos miembros, lo que provoca que el equipo y las organizaciones se conviertan en altamente eficaces y consigan los objetivos mucho antes, facilitando que se puedan conseguir otros objetivos nuevos y que aumente la productividad. Y todo esto reconociendo a los elementos del sistema en cuanto a la responsabilidad que tienen, el orden que ocupan, el respeto y el reconocimiento por la aportación que cada uno hace.

Por otro lado, el coaching sistémico es la herramienta que nos permite diagnosticar, analizar y ver cuáles son las causas que están dificultando que la organización y las personas no estén consiguiendo los objetivos fijados (recursos financieros, productividad, beneficios, mejora de la relaciones, posicionamiento en el sector, reconocimiento social, etc.) y tomar las decisiones que permitan dinamizar los obstáculos existentes para alcanzar esos objetivos.

La visión sistémica nos enseña a gestionar, conscientemente, nuestra necesidad básica y primaria de 'relacionarnos'. Esta necesidad es debida a que somos seres incompletos y a que para completarnos, y con ello alcanzar la felicidad y la paz interna, necesitamos cosas que tienen los demás.

Como los equipos y las organizaciones están compuestas por personas, también necesitan de este intercambio. Por tanto, lo que hay que gestionar es la necesidad de pedir e intercambiar. La calidad, la forma, el momento y la cantidad de este intercambio marcan el resultado de nuestras relaciones y con ello la colaboración, la cooperación y la duración de las mismas, base esencial para conseguir los objetivos que nos fijemos no sólo a nivel grupal, sino también a nivel individual.

Dos estrategias, un resultado

Como ejemplo de lo que permite la visión sistémica y la utilización del coachingsistémico voy a contar un trabajo que desarrollamos en una empresa de 400 trabajadores destinada a dar servicios de mantenimiento integral a edificios de oficinas.

El director general nos llamó porque sentía que existía un conflicto entre el equipo de dirección y el equipo de subdirección (cuatro y ocho personas respectivamente). El director general encontraba mucha resistencia para que los subdirectores informasen en tiempo y modo de cómo avanzaban los trabajos realizados y las relaciones con los clientes.

Le pregunté por los perfiles de los directores y los subdirectores y cuál había sido la trayectoria de cada uno en la empresa. Estudiado todo esto le propuse una acción formativa sobre la visión sistémica encaminada a la alineación de ambos equipos y dos trabajos de coaching sistémico de equipos, uno con la dirección y otro con la subdirección.

Durante la acción formativa los subdirectores proponían, como puntos a mejorar entre ellos, aumentar la confianza entre los compañeros, la comunicación y el compromiso; asumir cada uno sus responsabilidades, una mayor cooperación, respetar la diversidad y tener en cuenta a todos.

Y como puntos que podría mejorar la dirección en el trato con ellos, apuntaban hacia una modificación de la forma de comunicarse para que disminuyera el miedo a las represalias; una valoración de las opiniones de todos y el respeto a las órdenes trasmitidas, el aumento de la confianza en el equipo de subdirección,  y proponían que se les otorgara más autonomía para solucionar los problemas.

Respetar la jerarquía, fundamental

Al acabar la acción formativa y después de la sesión de coaching de equipos con la dirección y con la subdirección, acordamos dejar pasar un mes para ver qué impacto tenía en ellos. El resultado fue que todas las peticiones habían sido eliminadas debido a que descubrieron que el orden y la función de los miembros de ambos equipos no eran respetadas y que al director general le costaba permitir que los otros tres directores realizarán sus funciones autónomamente.

Para poder implementar este cambio y que se hiciera perdurable en el tiempo se propuso hacer otro trabajo de coaching sistémico con cada uno de los equipos y luego uno con ambos a la vez y dejar pasar otro mes para ver su efecto.

Al cabo de este tiempo se les preguntó a los subdirectores qué era lo que habían logrado tanto a nivel personal como a nivel grupal y la respuesta fue unánime.

A nivel personal habían logrado saberse posicionar respecto a la dirección y a los equipos a su cargo, lo que les producía un menor desgaste energético. Haber mejorado la comunicación con dirección y saber redireccionar las órdenes que les llegaban les proporcionaba más fluidez y tranquilidad. Además habían aumentado la seguridad en ellos mismos y en su valía, lo que les permitía delegar más en los demás confiando en el trabajo que realizarían. También estaban más centrados y peleaban sólo las cosas importantes, tenían el sentimiento de pertenencia más integrado y sabían cuál era su puesto y su función más claramente.

A nivel de grupo habían logrado: más unión entre todo el equipo, mayor estabilidad y tolerancia y cooperación entre ellos, lo que les permitía una mayor eficiencia a la hora de conseguir los objetivos. Por último les había permitido aprender a respetar y valorar el trabajo de los demás, lo que había producido en todos ellos una mayor predisposición a hacer sus tareas con mucho más agrado y eso había producido un mejoría reseñable en el ambiente laboral que se respiraba después de la intervención.

*Ángel de Lope Alemán es director de  DS-HUMANO

























































































































































Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • PUEDES LEERNOS EN FACEBOOK
 
 
 
 CEL: 93934521
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en GERENCIA ADMINISTRACION PUBLICA -LIDERAZGO -  GESTION DEL CONOCIMIENTO - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – COACHING EMPRESARIAL-ENERGIAS RENOVABLES   ,  asesorías a nivel nacional e  internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile

feliz navidad


FELIZ NAVIDAD LES DESEO A TODOS NUESTROS MILES DE LECTORES EN EL MUNDO.LES DESEAMOS PARA EL AÑO VENIDERO MUCHA FELICIDAD Y SEGUIR COMPARTIENDO EL CONOCIMIENTO.

Un abrazo fraterno, 

RODRIGO GONZALEZ FERNANDEZ
diciembre 2011