TU NO ESTAS SOLA O SOLO EN ESTE MUNDO SI TE GUSTA UN ARTICULO COMPARTELO, ENVIALO A LAS REDES SOCIALES, TWITTER, FACEBOOK

lunes, 9 de noviembre de 2009

EXOPLOTA TU INTELIGENCIA EMOCIONAL

 

Inteligencia emocional

¿Por qué nos encontramos tan a menudo envueltos en situaciones con las mismas
frustraciones y problemas, una y otra vez?

Cuando tenemos un problema, solemos reflejarlo en nuestro comportamiento y con los demás, aunque intentemos disimularlo esa tensión aparece a la mínima que nos digan, no se disipa, se percibe en nuestra expresión y nuestra forma de hablar, nos afecta con nuestra familia, amigos, hasta que pasan las horas, los días y se nos olvida, o… hasta que, ganando tiempo y vida, aprendemos a reconocerlos y manejarlos.

Una de las grandes prácticas que existe en todas las tradiciones espirituales es la de aprender a estimular la mente de manera positiva. La visualización y las afirmaciones son métodos poderosos para poder cambiar los esquemas de pensamiento.

Recuerdo que cuando empecé a practicar estas técnicas mi postura era de escepticismo y un cierto ridículo, pero no hay nada como darle una oportunidad a las cosas diferentes para que te sorprendan. Puede que tú no te veas en ello o lo encuentres demasiado esotérico, pero si aprendes a hacerlo con constancia, conocerás una poderosa herramienta para tu desarrollo y tu salud.

No hay necesidad de sufrir más y si pruebas a entenderte puedes convertir las emociones haciéndote testigo de ellas. Para ello ayuda mucho el escribirlas en un pequeño diario o cuadernillo. Requiere un pequeño esfuerzo por tu parte, pero poco a poco, podrás observarte a ti mismo en acción como si fueras el personaje de una película. Te darás cuenta por ejemplo de lo que te irrita, de si evitas a determinadas personas, de lo que te preocupa, etc. y te proporcionará una información valiosa, la que necesitas para cambiar.

Otra de las prácticas para reforzar el pensamiento positivo es aprender a pensar lo contrario. Se puede acostumbrar a tu mente a los opuestos y sustituir los pensamientos negativos por otros. Observa tu carácter y toma un rasgo negativo, luego piensa en su opuesto. Si por ejemplo te alteras con facilidad, el opuesto a tu irritabilidad es la paciencia.Cada mañana te sentarás a una hora determinada unos 10 minutos y pensarás en la paciencia; en su valor, en su práctica en condiciones adversas o provocadoras, pensando a ritmo constante y recordando los incidentes que requirieron de tu paciencia, haciendo regresar a tu mente cuando intente desviarse hacia ti de forma paciente. Puede que durante unos cuantos días no notes ningún cambio perceptible pero si continuas practicando cada mañana, muy pronto, cuando se manifieste la irritabilidad un pensamiento nuevo nacerá en tu mente "debería haber sido más paciente". El impulso de irritabilidad se irá debilitando y la paciencia se convertirá en nuestra respuesta normal hacia el enfado. Podemos usar este método para desarrollar otras emociones como el autocontrol, la humildad, la nobleza o la benevolencia.

Supón que quieres ser más valiente en un determinado asunto. Cuando estés conduciendo, caminando, limpiando, esperando el autobús, etc. afirma: "soy valiente, tengo una voluntad fuerte", sólo durante unos minutos pero profundamente concentrado en ello...

Visualízate como alguien valiente justo antes de una situación que te haga sentir ansioso, verás como el miedo a medida que lo haces, se va disipando.

Y para finalizar no pienses que los fallos son siempre algo negativo. Un niño pequeño cae miles de veces antes de aprender a caminar, pero no abandona hasta que consigue su objetivo.

¿Sabes como hacer una buena visualización? ¿tienes otra técnica que ayude a entender las emociones negativas?

FUENTE:
CONSULTEN, ESCRIBAN OPINEN LIBREMENTE
Saludos
RODRIGO GONZALEZ FERNANDEZ
DIPLOMADO EN RSE DE LA ONU
DIPLOMADO EN GESTION DEL CONOCIMIMIENTO DE ONU
Renato Sánchez 3586, of 10 teléfono: 56-2451113
Celular: 93934521
SANTIAGO-CHILE
Solicite nuestros cursos y asesoría en Responsabilidad social empresarial-Lobby corporativo-Energías renovables. Calentamiento Global- Gestión del conocimiento-LIderazgo

EXOPLOTA TU INTELIGENCIA EMOCIONAL

 

Inteligencia emocional

¿Por qué nos encontramos tan a menudo envueltos en situaciones con las mismas
frustraciones y problemas, una y otra vez?

Cuando tenemos un problema, solemos reflejarlo en nuestro comportamiento y con los demás, aunque intentemos disimularlo esa tensión aparece a la mínima que nos digan, no se disipa, se percibe en nuestra expresión y nuestra forma de hablar, nos afecta con nuestra familia, amigos, hasta que pasan las horas, los días y se nos olvida, o… hasta que, ganando tiempo y vida, aprendemos a reconocerlos y manejarlos.

Una de las grandes prácticas que existe en todas las tradiciones espirituales es la de aprender a estimular la mente de manera positiva. La visualización y las afirmaciones son métodos poderosos para poder cambiar los esquemas de pensamiento.

Recuerdo que cuando empecé a practicar estas técnicas mi postura era de escepticismo y un cierto ridículo, pero no hay nada como darle una oportunidad a las cosas diferentes para que te sorprendan. Puede que tú no te veas en ello o lo encuentres demasiado esotérico, pero si aprendes a hacerlo con constancia, conocerás una poderosa herramienta para tu desarrollo y tu salud.

No hay necesidad de sufrir más y si pruebas a entenderte puedes convertir las emociones haciéndote testigo de ellas. Para ello ayuda mucho el escribirlas en un pequeño diario o cuadernillo. Requiere un pequeño esfuerzo por tu parte, pero poco a poco, podrás observarte a ti mismo en acción como si fueras el personaje de una película. Te darás cuenta por ejemplo de lo que te irrita, de si evitas a determinadas personas, de lo que te preocupa, etc. y te proporcionará una información valiosa, la que necesitas para cambiar.

Otra de las prácticas para reforzar el pensamiento positivo es aprender a pensar lo contrario. Se puede acostumbrar a tu mente a los opuestos y sustituir los pensamientos negativos por otros. Observa tu carácter y toma un rasgo negativo, luego piensa en su opuesto. Si por ejemplo te alteras con facilidad, el opuesto a tu irritabilidad es la paciencia.Cada mañana te sentarás a una hora determinada unos 10 minutos y pensarás en la paciencia; en su valor, en su práctica en condiciones adversas o provocadoras, pensando a ritmo constante y recordando los incidentes que requirieron de tu paciencia, haciendo regresar a tu mente cuando intente desviarse hacia ti de forma paciente. Puede que durante unos cuantos días no notes ningún cambio perceptible pero si continuas practicando cada mañana, muy pronto, cuando se manifieste la irritabilidad un pensamiento nuevo nacerá en tu mente "debería haber sido más paciente". El impulso de irritabilidad se irá debilitando y la paciencia se convertirá en nuestra respuesta normal hacia el enfado. Podemos usar este método para desarrollar otras emociones como el autocontrol, la humildad, la nobleza o la benevolencia.

Supón que quieres ser más valiente en un determinado asunto. Cuando estés conduciendo, caminando, limpiando, esperando el autobús, etc. afirma: "soy valiente, tengo una voluntad fuerte", sólo durante unos minutos pero profundamente concentrado en ello...

Visualízate como alguien valiente justo antes de una situación que te haga sentir ansioso, verás como el miedo a medida que lo haces, se va disipando.

Y para finalizar no pienses que los fallos son siempre algo negativo. Un niño pequeño cae miles de veces antes de aprender a caminar, pero no abandona hasta que consigue su objetivo.

¿Sabes como hacer una buena visualización? ¿tienes otra técnica que ayude a entender las emociones negativas?

FUENTE:
CONSULTEN, ESCRIBAN OPINEN LIBREMENTE
Saludos
RODRIGO GONZALEZ FERNANDEZ
DIPLOMADO EN RSE DE LA ONU
DIPLOMADO EN GESTION DEL CONOCIMIMIENTO DE ONU
Renato Sánchez 3586, of 10 teléfono: 56-2451113
Celular: 93934521
SANTIAGO-CHILE
Solicite nuestros cursos y asesoría en Responsabilidad social empresarial-Lobby corporativo-Energías renovables. Calentamiento Global- Gestión del conocimiento-LIderazgo

INTELIGENCIA EMOCIONAL: Reconoce tus bendiciones en lugar de.

Reconoce tus bendiciones en lugar de…

El Midrash relata que el sol y la luna fueron creados originalmente del mismo tamaño. Sin embargo, la luna se quejó ante Dios...

- "¿Es posible que dos reyes gobiernen un país y compartan una misma corona?"

- " Afirmas que tú y el sol no deben ser del mismo tamaño", dijo Dios. "Muy bien, puesto que uno debe estar subordinado al otro, disminuiré tu tamaño y poder. El sol continuará ardiendo tan brillantemente como cuando fue creado e irradiará luz y calor durante todo el día, y tú proveerás sólo una débil iluminación durante la oscuridad de la noche".

La luna se entristeció sobremanera al escuchar estas palabras e inmediatamente se lamentó de sus propios dichos. Por eso, Dios le dijo luego:

- " Porque comprendo que ahora te lamentas por tu conducta impropia, haré más leve el peso de Mi decisión: te rodearé de incontables estrellas luminosas que agregarán a tu luz su propio brillo titilante.

- - - - - - - - - - - - - - -

"Valora tus bendiciones: las personas quienes te aman, tu trabajo, tu inteligencia y capacidad, aprecia este día de vida y cada compartir por sencillo que sea.

Muchos por estar viendo las bendiciones de quienes le rodean, no son capaces de reconocer sus tesoros. Apréciate a ti mismo     ¡Ser excepcional venido a este planeta para ser feliz al dar lo mejor de ti a quienes te rodean!

La energía del universo y la Sabiduría Divina iluminen este día de fe y esperanza

Heidman Janeth, Guillermo y Eliath Javier

Consultores Motivadores Organizacionales

FUENTE:
CONSULTEN, ESCRIBAN OPINEN LIBREMENTE
Saludos
RODRIGO GONZALEZ FERNANDEZ
DIPLOMADO EN RSE DE LA ONU
DIPLOMADO EN GESTION DEL CONOCIMIMIENTO DE ONU
Renato Sánchez 3586, of 10 teléfono: 56-2451113
Celular: 93934521
SANTIAGO-CHILE
Solicite nuestros cursos y asesoría en Responsabilidad social empresarial-Lobby corporativo-Energías renovables. Calentamiento Global- Gestión del conocimiento-LIderazgo

«¿Qué quiero hacer en la segunda mitad de mi vida?»

Reproducir presentación Reproducir presentación Guardar todas las fotos Guardar todas las fotos ¿Deseas guardar todas estas fotos a la vez? Más información
Las imágenes en línea están disponibles durante 30 días
 

«¿Qué quiero hacer en la segunda mitad de mi vida?»

TRAS QUINCE AÑOS EN ACTIVO, LOS PROFESIONALES EMPIEZAN A CUESTIONARSE SU TRABAJO. HA LLEGADO LA CRISIS DE LOS 40 , UNA PANDEMIA UNIVERSAL DE LA QUE NADIE SE LIBRA

 
 

 

08.11.09 -
«Lunes antes de almorzar, un marido fue a correr, pero no podía correr porque tenía que planchar. Así planchaba...» Emilio Aragón padre, también conocido como 'Miliki', ha introducido algún que otro cambio en las letras de su último disco, 'A mis niños de 40 años'. Lógico. Porque esa generación que creció con los 'Payasos de la tele' ya no sale a jugar, sino que anda muy atareada cambiando pañales y consultando su correo electrónico, todo ello sin perder de vista la próxima revisión de su hipoteca. Algunos, además, viven lo que el psicoanalista canadiense Elliot Jaques bautizó en 1965 como 'crisis de la mediana edad'.
José Medina, presidente de la firma de cazatalentos Odgers Berndtson Iberia, sostiene que tras diez o quince años de carrera profesional pasamos revista, consciente o inconscientemente, a lo que hemos hecho hasta ese momento. Y al tiempo que hacemos balance -«¿he logrado lo que quería?», «¿vale la pena el sacrificio?»-, proyectamos otras tantas preguntas hacia el futuro: «¿qué quiero hacer el resto de mi vida?», «¿me gustaría jubilarme en esta empresa?». El escritor de narrativa empresarial Álex Rovira, que acaba de entrar en los 40, confirma que el cambio de década propicia el análisis, y más ahora con la propia crisis económica. «Muchas personas piensan que están en el ecuador de su vida y eso hace que se cuestionen si están viviendo como quieren. En lo físico, en lo emocional, en lo profesional, en todas las esferas de la vida uno constata con vehemencia que las cosas empiezan a cobrar un cariz distinto y que merece la pena pensar hacia dónde queremos ir».
 
Un saldo negativo
 
Lo malo es que cuando uno se pone a contar las victorias y las derrotas acumuladas, el saldo suele ser negativo. «La mayoría, cuando hace ese balance a los 40, siente una decepción a nivel profesional. Siente que ha entregado mucho para lo que realmente ha conseguido», explica la psicóloga María Jesús Álava, que alerta de un aumento de las crisis de pareja a esas edades del que es testigo Rovira: «Estoy viendo muchísimas separaciones y divorcios en mi entorno. Me da la sensación de que la gente se encuentra muy desorientada».
 
Una investigación ha demostrado que la crisis de la mediana edad es algo universal que se da en países tan dispares como Finlandia, Japón, Irak o Tanzania y de la que no se libra nadie, pues afecta a hombres y mujeres, ricos y pobres, solteros y casados. Tras analizar los datos de dos millones de personas de 80 países, el estudio, realizado por un grupo de economistas de la Universidad británica de Warwick y el Dartmouth College de Estados Unidos, concluye que las mayores cotas de infelicidad se registran entre los 40 y los 50 años. En el Reino Unido, por ejemplo, la probabilidad de sufrir una depresión alcanza su pico a los 44 años de edad.
 
Los autores de la investigación dan forma de 'U' a la curva de la felicidad, porque aseguran que nos sentimos más contentos y satisfechos al principio y al final de sus días. En medio, se instala la inquietud o la angustia, de ahí que muchos rompan con su trabajo o su pareja con la esperanza de dar un giro a su vida.
A menudo sucede algo que actúa como un revulsivo -un despido, la muerte de un ser querido, una crisis de ansiedad o, simplemente, una promoción frustrada- y el profesional empieza a cuestionarse aspectos que, hasta entonces, pasaba por alto.
 
Pero, cuidado, porque el deseo de cambio puede partir de un análisis erróneo. «¿Por qué crees que lo que te dará satisfacción es un cambio externo que, difícilmente, controlas?», se pregunta Álava en relación al trabajo. Y se explica; «salvo en los casos de personas muy perfeccionistas y exigentes, aquél que a los 40 no está donde piensa que debería busca culpables fuera. Y empieza a decir que en una empresa no lo valoraron, que su jefe no lo respaldó...»
 
Medina apunta que se sabe antes lo que no se quiere que lo que se quiere. «La motivación de 'salir de' suele ser más fuerte y más clara que la de 'ir a', es decir, puede que no sepas lo que quieres hacer, pero sí que tu futuro no pasa por tu empresa, que en uno, dos o tres años no estarás allí».
 
Para el presidente de Odgers Berndtson, cuando no se está ni satisfecho ni motivado en el puesto de trabajo hay que cambiar. «Cada vez nos morimos más tarde y cada vez corremos más el peligro de morirnos psicológicamente antes de la cuenta. Las opciones que hay son muchas y las barreras que vemos son más psicológicas que reales».
 
Pero si a los 25 el futuro es una página en blanco, a los 40, con hijos y deudas, uno está atrapado en su propia realidad. De ahí que la autora de 'Trabajar sin sufrir' sea partidaria de calcular los riesgos. «Por mucho que confíes en tus conocimientos, si no tienes una trayectoria que los avale, ten mucho cuidado con los cambios. Yo no correría riesgos, porque es muy probable que estés huyendo de algo y una pérdida de trabajo a esa edad es más peligrosa. Por mucho que consideres que el 'mundo mundial' ha sido muy injusto contigo, has de atenerte a los hechos.
 
Y, luego, si quieres de verdad asumir ese cambio, tendrás que formarte en habilidades e inteligencia emocional», recomienda Álava, que, por otro lado, celebra la actitud de aquellos profesionales que solicitan servicios de 'coaching' para cubrir sus déficit. «Cada vez hay más gente interesada en ellos, lo que resulta muy gratificante, porque ves que la persona no está tan hundida y puedes utilizar muy bien su racionalidad. Por un lado, tiene suficiente experiencia para que aproveche el análisis que le ayudas a hacer y aún tiene una actitud abierta de aprendizaje», subraya.
 
Del idealismo al miedo
 
Abandonado ya el idealismo propio de los 18 años, los profesionales de mediana edad aceptan -entre dolidos y resignados- que si no han alcanzado sus sueños ya nunca lo harán, aunque les quede media vida por delante. Y su miedo es comprensible. Las bolsas de talento de las empresas, por lo general, se reservan a los menores de 35 años, y la posibilidad de encontrar otro trabajo si uno está en el paro se complica con la edad. El informe de recolocación de Creade relativo al primer semestre de 2009 desvela que los menores de 35 años son el grupo que antes consigue recolocarse.
 
El informe explica que, en estos momentos, «las empresas buscan más el potencial que la experiencia de los trabajadores». José Medina, sin embargo, asegura que un candidato en paro no parte con desventaja en un proceso de selección. «Muchas veces se despide a alguien de acuerdo a un criterio de costes, y no de eficacia. Cualquier persona que está en la calle no tiene por qué ser un mal candidato. A veces, si está en paro es por circunstancias que no tienen que ver con su aportación de valor o competencias», explica.
 
La revisión a la que conduce la crisis de los 40 puede llevar semanas, meses o, incluso, años. Los investigadores de Warwick y el Dartmouth College concluyen que el cambio de tendencia hacia la felicidad se produce lentamente, y que la mayoría de la gente se sobrepone de esos momentos de 'bajón' cuando ha cumplido los 50. Espero que no sea su caso
FUENTE: <http://www.abc.es/20091109/castilla-leon-castilla-leon/cientificos-20091109.html>
CONSULTEN, ESCRIBAN OPINEN LIBREMENTE
Saludos
RODRIGO GONZALEZ FERNANDEZ
DIPLOMADO EN RSE DE LA ONU
DIPLOMADO EN GESTION DEL CONOCIMIMIENTO DE ONU
Renato Sánchez 3586, of 10 teléfono: 56-2451113
Celular: 93934521
SANTIAGO-CHILE
Solicite nuestros cursos y asesoría en Responsabilidad social empresarial-Lobby corporativo-Energías renovables. Calentamiento Global- Gestión del conocimiento-LIderazgo